Ruta Poboleda, la Morera de Montsant y Scala Dei

Los municipios de La Morera de Montsant y Poboleda son los más extensos y septentrionales de toda la DOCa Priorat, ya que ocupan la mayor parte de la sierra de Montsant.

La Morera se encuentra cobijado bajo los riscos de la sierra Mayor de Montsant y disfruta de unas vistas excepcionales del mar de colinas que forma la DOCa Priorat. En la parte más baja se encuentra el núcleo de Scala Dei, que tiene su origen en la antigua “conreria” (venta para la población seglar) cercana a la cartuja.

Poboleda está situado en la orilla del río Siurana , protegido por varias barreras naturales, la cordillera del Montsant/ Sierra de Prades y la Sierra prelitoral .

El pueblo de Poboleda se encuentra suavemente extendido sobre una vertiente asomada al río Siurana, en una zona bastante abierta y de moderadas pendientes debido al desgaste del río a través del tiempo. El término está enmarcado por el término vecino de la Morera al norte y al este, al sur la sierra del Tossal lo separa de Porrera y a poniente los límites de sierra lo delimitan respecto a Torroja del Priorat. 

La Morera de Montsant es la villa más antigua y más elevada (a 743 m de altitud) de todas las que constituyen el Priorat histórico. Cronológicamente, de “La Morería” ya existen noticias antes de finalizar la Reconquista, cuando su perímetro estaba habitado por moros labradores. Todo el conjunto estaba presidido por un castillo encumbrado, cuyo emplazamiento estuvo en el mismo lugar que, con posterioridad, fue reconstruido por los cristianos, que es lo que hoy todavía se puede ver en ruinas en la parte elevada del pueblo.

Scala Dei es un villorrio agregado a la Morera de Montsant que creció en un recogido valle en plena sierra de Montsant, justo a resguardo del que fue el primer monasterio de la orden de los cartujos en la península ibérica: la Cartuja de Santa MarÍa de Scala Dei. El núcleo, situado en la parte baja del término municipal, es atravesado por el arroyo de Scala Dei.

Hace cientos de años que se practica la viticultura en algunas de las fincas de Bodegas de Scala Dei.

Son tierras donde se ha conservado la vid a lo largo de los siglos para que la uva que se ha obtenido siempre haya sido de calidad indiscutida. La uva de la que salen estos vinos procede de viñas que tienen unos cincuenta años de media. Son casi sesenta hectáreas -de garnacha y de cariñena, principalmente- repartidas en 42 fincas diferentes y que, a menudo, son pequeños mundos que no tienen nada que ver unos con otros y que hay que cultivar y cuidar desde la respectiva particularidad.

Hay viñas situadas entre los 400 y los 800 metros sobre el nivel del mar, lo que les hace contar con algunas de las viñas de mayor altitud del Priorat. Son tres los tipos de suelo que presentan (pizarras, arcillas y suelos calcáreos) y, dada la accidentada orografía del territorio, tienen todas las orientaciones posibles. Todo ello les permite disponer de un amplio abanico de matices en la elaboración de los vinos, atentos al más mínimo detalle de la producción.

Los monjes introdujeron el cultivo de la viña en la zona, y el priorato de Scala Dei fue prosperando y acabó por dar nombre al actual Priorat, una de las zonas con más personalidad de Cataluña.

Los cartujos de Scala Dei cultivaron la vid y elaboraron el vino en la Cartuja, siguiendo una escuela de trabajo y espiritualidad. Quizás el del Priorat es un vino místico.

La Cartoixa d’Scala Dei representa la cuna histórica de los vinos y la viticultura de la Denominación de Origen Calificada Priorat. Los monjes cartujos trajeron desde la Provenza, en el siglo XII, los conocimientos y las técnicas para desarrollar una viticultura que arraigó con fuerza y ha evolucionado a lo largo de los siglos. Los dominios de la Cartuja configuraron el llamado Priorat histórico, que hoy coincide con la región vitivinícola de la DOCa Priorat.

En esta zona el microclima varía según la altitud y la orientación: desde los soleados viñedos del valle en torno a los 300 metros hasta los aireados y frescos próximos a la montaña sobre los 700 metros de altura. Esta ubicación geográfica  le permite beneficiarse de un microclima característico en la comarca, la fresca brisa que entra en las tardes de verano ( marinada o garbinada ) que suaviza la temperatura, junto con su ubicación geográfica, que se más al norte que el resto de municipios de la comarca, hace que tradicionalmente se acostumbre a vendimiar entre 8 y 12 días más tarde que la mayoría de los municipios situados más al oeste.

Los suelos sobre los que se asientan son muy variados: desde las pizarras denominadas “llicorella” hasta las gravas calcáreas al pie de la sierra de Montsant.Las viñas se cultivan en terrazas y en pendiente.

Los vinos de esta zona, la más extensa, con mayor desnivel y distintos tipos de suelo de la D.O. Priorat, son la expresión de sus fincas y de sus múltiples características.

Referente a la gastronomía son típicas las cocas, las orejetas, el romesco con escarola, la sopa de brosses, la patata con bacalao, la “esqueixada” de bacalao, el pollo asado y el vino de la DOQ Priorat. También se producen almendras, avellanas y aceitunas.

Qué visitar

Fiesta del Vino
Fiesta del Vino

En las afueras del pueblo, y muy cerca del río, está el Molino de los Frares (de los Frailes), del siglo XVIII y que era propiedad de la Cartuja de Scala Dei, empresa de la indústria lanera iniciada por los monjes de éste monasterio.
En realidad, Poboleda fue el pueblo dónde los monjes residieron mientras se construía la Cartuja. 

El edificio más notable de Poboleda es la iglesia parroquial de San Pedro. Su construcción se inició en 1750. Es un edificio neoclásico con restos de esgrafiados en la fachada que contiene restos de pinturas murales.
Es también conocida, por sus grandes dimensiones, como la catedral del Priorat, fechada del s.XVIII.

A finales de septiembre tiene lugar la Fiesta del vino y la tradicional Fiesta de la Vendimia a la Antigua. Usanza, recuperada en 1999. Durante estas fechas se adornan las calles del pueblo con motivos y aperos relacionados con la vendimia. Se realizan exposiciones de productos artesanos de Poboleda y degustaciones de vino de la DOCa Priorat, entre otras actividades.

Iglesia Parroquial de San Pedro
Iglesia Parroquial de San Pedro

También se realiza una vendimia a la antigua usanza, es decir, con
animales y aperos ya en desuso. Acto seguido se realiza una prensada de la uva popular a la antigua usanza, es decir, pisándolo y en la que puede participar el público.
De ésa manera se solemniza la cosecha, con excursiones a las viñas, visitas a las bodegas y actividades lúdicas de todo tipo.

Antiguo pueblo de origen musulmán bajo las rocas de la Sierra Mayor de Montsant.

Destaca la iglesia parroquial dedicada a la Natividad de la Virgen María, de sólida construcción, con una portalada antiquísima de triple arco de medio punto. El interior es de orden corintio, de una sola nave, muy esbelta, con arco romano en el techo. También destaca el Mas de San Blas, antiguo convento femenino de Bonrepòs. 

En segundo lugar, hay que reseñar el antiguo castillo de la Morera, de probable origen sarraceno, que en 1954 se acabó de destruir para poder usar las piedras para pavimentar las calles del pueblo. Anteriormente, en el siglo XVII, esta construcción fue utilizada como cárcel señorial. Era aquí donde el prior de Scala Dei podía encerrar a los malhechores de todo el Priorat.

Por otra parte, no se puede olvidar la sierra de Montsant, que desde 2002 es parque natural, y en la Morera se encuentra uno de sus puntos de información y oficinas. Los accesos al Montsant desde la Morera son impresionantes e incluso divertidos, como el paso por el Grau dels Barrots; otros pasos son el grau del Carabassal el del Carrasclet, el del Agnet, el de l’Espinós, el de la Grallera, el de Salfores, etc. Podemos llegar a pie hasta las ruinas de la Cartuja de Escaladei siguiendo el sendero GR 171 o bien seguir la carretera que nos llevará hasta el pequeño pueblo de Escaladei. La tradición eremítica del Montsant es notable, en la que destaca la ermita de la Mare de Déu de Montsant (Vírgen de Montsant), que data de 1742 y está situada encima de la sierra, en Albarca.

La Morera de Montsant celebra la Fiesta Mayor en honor a la Natividad, del 8 al 11 de septiembre. Otras fiestas populares son la de Todos los Santos, el 31 de octubre, y la verbena de San Juan, el 23 de junio. Scala Dei celebra la Fiesta Mayor el 24 de septiembre, por la Mercè, y el fin de semana más cercano a este día. En los últimos años se celebra también la Festa del “Vin Blanc”, en la que se realizan catas de vinos locales de La Morera y Scala Dei y también del vino dulce de postre que da nombre a la fiesta y que es tradicional de la zona, el “Vin blanc”. Esta cata abierta al público se organiza una fecha muy cercana a la festividad de Todos los Santos, finales de octubre.

La Cartuja de Scala Dei está declarada Bien de Interés Nacional en la categoría de monumento.
La visita a la cartuja permite conocer uno de los monasterios más importantes de la Cataluña medieval y representa una aproximación al mundo y la vida de los antiguos cartujos y a su carisma, mostrando una nueva interpretación de la vida e invitando a dar un valor especial a la naturaleza, uno de los tesoros más preciados que actualmente tiene la humanidad. 

Fundada en el siglo XII por Alfonso el Casto en un marco paisajístico incomparable, constituye el origen del Priorat histórico. Parece ser que buscando el lugar más adecuado para construir el monasterio encargado por el rey a Alfonso el Casto, los monjes encontraron un pastor que les explicó que en sueños veía unos ángeles que subían al cielo por unas escaleras apoyadas en la base de un pino que estaba en el lugar donde él llevaba a pastar su rebaño. Los monjes lo interpretaron como una señal de Dios y ahí mismo construyeron un pequeño claustro que sería el origen de la Cartuja de Scala Dei, que significa “escalera de Dios”.

A raíz del Decreto de Desamortización de Mendizábal, en 1835, los monjes se vieron obligados a abandonar el monasterio, que quedó en estado ruinoso hasta que en 1998 la Generalitat de Cataluña, a la cual pertenece actualmente la Cartuja, la rehabilitó parcialmente y la abrió a las visitas turísticas. Recientmente la Generalitat, a través del Museo de Historia de Cataluña, ha realizado una nueva remodelación recuperando el claustro menor y el refectorio, donde se realizan actos públicos.

Hoy, los restos de la cartuja proporcionan un aire de misterio y seducen a los visitantes. Por encima de estas ruinas, diferentes capas geológicas se superponen hasta la cima de la sierra, jugando con una paleta de colores variados, desde el gris, el ocre y el amarillo hasta el marrón y el rojo, formando esa escalera mística que alcanza el azul del cielo y el blanco de los ángeles en las nubes.

El Montsant es todo un símbolo para el Priorat y las comarcas tarraconenses. No se trata de la montaña más alta ni tampoco la más extensa, aún así, la fuerza de su orografía es incuestionable. Se trata de un macizo compacto, con la mayor parte de su perímetro amurallado por riscos y roquedales de conglomerados oligocénicos.

Todos los pueblos se encuentran en el exterior, a sus pies. El interior es el reino de la montaña. Para penetrar en él hay que escoger un “grau”, es decir, uno de los pasos naturales que permiten superar los riscos. Algunos son relativamente cómodos, recorridos por caminos de herradura, otros tan sólo permiten el paso de personas, de una estrechez exagerada, aéreos y a menudo sobrecogedores.

En el año 2002 fue declarada Parque Natural por la Generalitat de Cataluña.

Se trata de un mirador natural, no apto para personas con vértigo, desde dónde podremos contemplar una gran panorámica del Priorat histórico, de la Sierra de la Gritella y de la Sierra de Llaberia. El acceso lo encontramos en la Morera de Montsant, pasando por el Grau (paso) dels Barrots. Este “grau”, de acceso a la Sierra Mayor, presenta algunas dificultades técnicas ya que en algún momento hay que escalar por unos barrotes clavados en la roca.
Se trata de un punto de extraordinaria belleza que nos permitirá acceder a la sierra mayor desde donde podremos descubrir el parque natural a través de la red de caminos señalizados.

Este rincón de Montsant, que traducido vendría a llamarse “poza del cerezo”, es uno de los parajes más emblemáticos del Parque Natural. Se encuentra situado en el corazón de la sierra, pudiéndose llegar hasta allí desde el pueblo de La Morera de Montsant, bien por el Grau (paso) de Salfores o por el Grau de la Grallera dirección al Piló dels Senyalets, y desde ambos puntos hasta el Pi del Cugat (‘pino del Cugat’), donde se coge un sendero que baja hasta el Clot.
Constituye un oasis de verdor en medio de la aridez de la Sierra Mayor, ya que podemos encontrar agua prácticamente durante todo el año. Hoy día en medio de la hondonada se halla un nogal, que podemos contemplar florido en los meses de abril y mayo. Tiempo atrás se encontraba en el mismo sitio un cerezo que dio nombre al lugar.
Antiguamente los pastores llevaban sus rebaños a los abrevaderos que todavía allí se conservan y que ellos mismos prepararon para sus animales.

La masía de Sant Antoni está situada a los pies del Montsant, dentro del término municipal de la Morera de Montsant. Se puede acceder desde la Cartuja de Escaladei subiendo hacia la Sierra Mayor por el camino que pasa por La Pietat, antigua casa de reposo de los monjes cartujos.
La masía tiene sus orígenes en una antigua capilla de la desaparecida población de Montalt.

Según cuenta la leyenda, la proximidad de este pueblo con la Cartuja de Escaladei incomodaba a los monjes, con lo cual el Prior, poco después de su llegada al nuevo monasterio a principios del siglo XIII, concedió nuevas tierras de cultivo bien alejadas a sus habitantes y buenas dotes a las chicas casaderas para que pudieran marcharse del pueblo. Sin embargo, históricamente, la desaparición del pueblo se sitúa a principios del siglo XV. Posteriormente, la masía aparece documentada como explotación agrícola de los cartujos. En la masía se puede distinguir lo que debería corresponder a la antigua capilla dedicada a San Antonio.

Deja un comentario

X