Ruta Bellmunt del Priorat

Piedra y bosque mediterráneo, barrancos quebrados, laderas de viñedos de garnacha y cariñena al sol sobre cuestas de pizarra a unos 300 metros sobre el nivel del mar entre olivos, avellanos y almendros. En este extremo del Priorat histórico, enmarcado por las paredes calizas de las sierras del Montsant y de Llaberia, es donde el sueño se hace real. Bajo el aliento de los vientos de cierzo y garbinada, el lugar proclama un sentido de unidad singular.

Municipio situado en la parte más meridional de la DOQ Priorat. El pueblo está dispuesto alineadamente sobre una de las líneas de cresta que definen el término municipal y, por extensión, todo el territorio del Priorat. El término está delimitado por el río Siurana al norte y al oeste, al sur por los montes del Sarraí (del Sarraceno) y a levante la delimitación se mezcla con el término de Falset.

La historia de Bellmunt del Priorat está indiscutiblemente vinculada a la historia de las minas existentes en su territorio, que ya están documentadas en la antigüedad. Estas minas, situadas entre el pueblo y el río Siurana, fueron explotadas con toda seguridad durante la época romana; incluso es posible que los filones a flor de suelo fuesen utilizados anteriormente por los pobladores iberos.

Bodegas en ruta

Qué visitar

Iglesia Parroquial

Es relevante la iglesia parroquial del siglo XVIII, neoclásica, dedicada a la patrona del pueblo. Cabe destacar también la Casa Gran (Casa Grande), antigua residencia de los monjes cartujos, posiblemente del siglo XVIII, así como el Casal, interesante edificio de estilo modernista. Recientemente se ha adecuado la Mina Eugenia -que era la más valiosa por sus dimensiones, profundidad y rendimiento extractivo- para visitas turísticas. 

Casa de las Minas

Es muy interesante la Casa de las Minas, un edificio modernista de comienzos del siglo XX, de planta cuadrada y tres pisos. En este espacio estaban ubicadas las oficinas de las minas, la dirección, el laboratorio y la vivienda de los altos cargos. En el mismo municipio encontramos la Iglesia de Santa Llúcia, construida al siglo XVIII. De estilo neoclásico, tiene una planta de cruz latina con cimborio y un campanario adosado de color blanco, el único de este color en toda la comarca.

Mina Eugenia

A mediados del siglo XIX, el Estado arrendó las minas y eso conllevó que el pueblo se recuperarse pronto de los estragos de la filoxera, que tanto afectó a los pueblos del Priorat. Durante el siglo XX, la explotación de las minas de plomo alcanzó puntos culminantes, aunque a partir de 1970 la actividad disminuyó hasta producirse el cierre definitivo.

Sus minas son un paraíso para los geólogos y aficionados a los minerales. La extracción de plomo era especialmente importante aunque la zona también es rica en galena, baritina y millerita.

Actualmente, la Mina Eugenia está abierta al público, adecuada para visitas turísticas.

Deja un comentario