38ª Muestra de vinos y Cavas de Cataluña

38ª Muestra de vinos y Cavas de Cataluña

Moll de la Marina, Barcelona.
Del 21 al 24 de septiembre de 2018.

#vicatalà #mostracat

¡Estoy de vuelta wine lovers!

Soy Edgar, un neófito y aprendiz vitivinícola encargado de la parte digital de enoturismoatuaire que vuelve a la carga visitando la «38ª Mostra de Vins i Caves de Catalunya», en Barcelona. 

El 21 de septiembre se alinearon los astros de una forma mágica. Disfrutaba de mis últimos días de vacaciones antes de retomar la universidad, ya tenía los deberes hechos y la feria estaba a tan solo 30 minutos en tren de mi casa; tonto de mi si pensaba que algo así se repetiría en otro momento. 

Además, era mi oportunidad para probar y conocer en persona algunas de las bodegas de Enoturismo a tu aire, tales como Marco Abella, Celler de CapçanesCeller Masroig y Pinord. Este era uno de mis retos a nivel personal: poder conocer todas las bodegas que están en la web, probar sus vinos y charlar personalmente con quién hay detrás de cada proyecto.

Nuestro primer destino fue dar la brasa a cada uno de los responsables de cada D.O. en Cataluña, ya que nos interesa tener la máxima información oficial posible para elaborar las rutas que podéis encontrar a lo largo de la web.

Una vez nos dieron toda la información, dimos una vuelta para ver un poco el ambiente y localizar dónde estaban nuestras bodegas.

Al ser temprano, había poca gente. No obstante, llegamos en el momento justo para ver el pregón inaugurativo de los organizadores (podéis verlo en nuestras stories de Instagram).

A continuación, con los tickets en mano, nos pusimos manos a la obra y volvimos a la entrada para comenzar desde el principio de la feria. 

LA EXPOSICIÓN

Las mejores garnachas del mundo 2018

En la primera zona de la feria había una sala separada en la que por 18 € tenías la oportunidad de hacer una cata de la «crême de la crême» de 2018. 

Entramos a fotografiar a los premiados y entonces se llevó a cabo un «filtro» para identificar a los VIP’s mediante un prodigioso sistema de seguridad llamado «Gomet». Nos lo pusieron en las copas y nos dejaron acampar a nuestras anchas…

LAS ESTRELLAS

Nos encantó encontrar vinos de nuestras bodegas en la exposición.
#Pinord, #CellerMasroig, #CellerdeCapçanes, #MarcoAbella y #VinyesDomènech 

Nuestro primer destino fue Marco Abella, dónde tuvimos el placer de conocer en persona a los responsables y probar, a mi parecer, el vino blanco más suave y afrutado del evento (y bastante peculiar de hecho); concretamente el Olbieta blanc.

Acto seguido, y con el primer vino en sangre, nos pusimos a «trabajar»…

Nos pasamos por la parada de Celler Masroig y rompimos un poco el hielo preguntando todo lo que se nos pasaba por la cabeza de la parte artesanal. Descubrimos, por ejemplo, cómo el tipo de suelo puede afectar al sabor del vino, que la uva que consumimos en el supermercado es muy diferente de la que se usa en la vinificación (ya que algunas son muy ácidas) o bien el propio proceso de realización del mosto, bloqueando la fermentación al inicio. Damos las gracias a Celler Masroig por aclararnos todas estas dudas y no nos olvidamos del “Les Sorts Rosat”, un fantástico vino rosado.

Un poco más tarde tuvimos el placer de conocer a los gerentes de «Medusa vermut del camp», una bodega especializada en hacer vermut. Como ignorante completamente sobre cómo hacer vermut, nos contaron que hay realmente poca diferencia respecto al vino, salvo la fermentación con hierbas que es lo que le da ese característico sabor. Probamos sus vermuts, incluido su vermut estrella, y quedé enamorado de este submundo. Esperamos tenerlos en Enoturismo a tu aire en diciembre cuando tengan la página web disponible y puedan abrir las puertas de su nueva bodega a visitas. Les deseamos muchos ánimos debido a la magnitud que supone todo ello en tan poco tiempo.

Nuestra siguiente parada fue volver a encontrarnos con los responsables de El Xitxarel·lo, de Casa Berger.

Los conocimos en otro evento llamado «Temps de Vi de Vilanova i la Geltrú» el pasado 1 de junio. Desde entonces no hemos querido perdeles la pista, ya que igual que la cueva de Alí babá, solo nos contaban maravillas.

Como estudiante de marketing, quedé maravillado con Casa Berger de ver lo que supone el poder del marketing, la diferenciación y la especialización en una marca.

En este aspecto, “El Xitxarel·lo” ha escogido un camino totalmente diferente: la vía gamberra y destacar como marca joven, divertida y disruptiva.

Entonces pudimos hablar con el responsable comercial, y él mismo haría una cata en la sala de eventos el domingo. Nos contó su historia como marca:

El hermano del dueño es diseñador y se pusieron manos a la obra para crear un producto pensado desde 0 para romper esquemas;

  • La botella está serigrafiada con los motivos y vocablos más peculiares de la cultura catalana e internacional.
  • El packaging está diseñado para no acabar en la basura sino como una lámpara decorativa mientras te tomas el vino.
  • Cuentan con un departamento de comunicación y community managers en constante proceso creativo para crear las publicaciones en redes sociales más llamativas.
  • Ofrecen un surtido de actividades en la propia bodega muy llamativas:
    • Banquete de cordero a la brasa con barra libre de sus vinos.
    • Paseo entre las viñas en un tractor que arrastra una piscina.
    • «Borrachómetro»
    • Futuro tobogán en los tanques gigantes de acero inoxidable con piscina de bolas.

Definitivamente, una fórmula pensada para la era millennial, pues si le ha gustado el producto al consumidor, (para los de marketing, prosumer), él mismo se encargará de promocionarlo entre sus conocidos.

¡Esperamos poder entrevistarlos pronto!

El domingo volvimos al evento y pudimos conocer más en profundidad sus vinos en una cata. 

ANTES
DESPUÉS

LA CATA DE  CAVAS

Eran ya casi las 9 de la noche, así que nuestra última parada antes de irnos y que cerrasen el evento, fue ir a la cata de Cavas de Vallformosa.

Igual que el vermut, el cava para mi es otro gran desconocido, así que fue una sorpresa que nos invitaran a participar.

El sommelier del grupo, la enóloga y el responsable de marketing nos presentaron su oferta de cavas. A diferencia de otras bodegas, Vallformosa es una marca que no abre sus puertas al público por lo que no hace visitas ni tiene tienda online, su objetivo es conseguir unos estándares de calidad muy elevados.

La cata fue muy inspiradora. La verdad es que el cava lo veía como algo para beber en familia los domingos con la paella o bien en navidad para despedir el año y…. no podía estar más equivocado.

Puede combinarse con menta, lima, hielo, zumo de naranja ¡y mucho más! 

Definitivamente es imperativo que la próxima vez que abráis un cava os atreváis a combinarlo con lo anterior. El sabor y la presentación solo mejora e impresionaréis a todos vuestros invitados.

Y por fin, eso fue todo. Volvimos a casa como pudimos después de andar, beber y conversar durante horas, ¡y el año que viene repetiremos seguro!

¡Nos vemos en la próxima edición!

Autores

Edgar Ondoño

Edgar Ondoño

CMO de Enoturismo a tu aire y CEO de Proximity Network

Miriam García

Miriam García

Copywriter de Enoturismo a tu aire

Deja un comentario

X