Visita enigmática al Celler Estol Verd, Orien-Tast

Visita enigmática al Celler Estol Verd: Orien-Tast

Domingo 15 de julio de 2018

El castillo de Rodonyà, y junto a él, la iglesia de San Juan Bautista

Desde hace unas semanas contamos en Enoturismo a tu aire con la presencia del Celler Estol Verd, bodega emprendedora de la D.O. Tarragona que forma parte de la asociación de bodegas «Cellers Singulars». Su proyecto nos pareció muy interesante, así que, sin darle más vueltas, decidimos conocerlo de primera mano.

Nos dirigimos a Rodonyà. Sara, propietaria y enóloga de la bodega, nos ha citado en la Plaza Mayor a las 10h. Ya sabemos que a través de la aplicación de la bodega «Orien-tast» vamos a ir descubriendo Estol Verd mientras hacemos un recorrido de unas 2 horas y media, pero, en realidad, tenemos la incertidumbre de cómo va a ser exactamente.

Al llegar nos encontramos con uno de los edificios más emblemáticos del municipio, el castillo de Rodonyà, y junto a él, la iglesia de San Juan Bautista.

Vino, cultura y

Senderismo

Orien-tast es una nueva experiencia enoturística en grupo; una actividad de senderismo en la que tienes que buscar y probar varios vinos escondidos en diferentes rutas que pasan por las fincas de  la bodega Estol Verd  (Rodonyà), descubriendo así la agroecología, el paisaje y la historia del mundo rural.

Sara nos provee de todo lo necesario para comenzar nuestra pequeña aventura: nos explica todo lo que tenemos que saber de la actividad Orien-tast y nos equipa con una mochila que contiene un pequeño kit de supervivencia con sacacorchos, agua, patatas chips y una copa para llevar colgada con un mosquetón. Con la aplicación descargada, comenzamos nuestra «enoexperiencia» en grupo partiendo del punto en el que nos encontramos: la Plaza del Castillo.

La aplicación nos permite seguir la ruta Sumoll mediante un mapa. Cada una de las tres rutas recibe el nombre de una variedad de uva debido principalmente a que están presentes a lo largo del recorrido. 

Comenzamos a descubrir el paisaje típico de la zona; primero callejeamos por Rodonyà y después descubrimos el espacio natural.

Seguimos el trazado que nos indica Orien-tast hasta llegar al punto indicado sobre el mapa en el que debemos buscar la primera botella.

Encontrarla nos lleva varios minutos llenos de emoción e intriga. Al principio no sabemos qué vamos a hallar exactamente ni de qué manera, hasta que uno de los más pequeños que nos acompaña en nuestra experiencia lo descubre. 

Mochila + Kit de supervivencia

EL MISTERIO

En búsqueda de las botellas

La genial experiencia interactiva con Orien-tast. #CellersSingulars.

Orien-Tast en acción

La botella no tiene etiqueta, por lo que no sabemos cuál de los vinos de la bodega es el que estamos catando. El vino está a la temperatura adecuada y, además, viene acompañado de una sorpresa para los más pequeños: un delicioso mosto para que se sientan integrados en la actividad en todo momento. También hay un pequeño «tesoro» para los menores de 8 años.

Degustamos el primer vino en el lugar donde encontramos la primera botella a la sombra de los olivos de los que se obtiene el aceite “La Taca” de la bodega.

Introducimos en la aplicación el código que acompaña a la botella y respondemos a las preguntas del test de cata que nos propone Orien-tast.

Unos aciertan, otros no, pero lo cierto es que el test es de gran ayuda en la cata de dicho vino.

Al finalizarlo, la app nos revela el vino que hemos catado y si hemos acertado las preguntas que nos han propuesto.

Después, nos adentramos en el bosque mediterráneo y seguimos con nuestra ruta de senderismo en busca del segundo vino escondido. Continuamos descubriendo el entorno en el que trabaja Estol Verd y el paisaje que da lugar a su uva y, en resumen, a sus vinos.

Buscamos y encontramos el segundo vino con la misma ilusión que el primero junto a los más pequeños que continúan totalmente integrados en la actividad.

Catamos el vino relajadamente en medio del bosque y hacemos exactamente lo mismo que con el primero, es decir, comentamos, metemos el código en la aplicación, respondemos a las preguntas del test y… volvemos a descubrir el nombre del vino.

VIÑAS Y BODEGA

Estol Verd desde dentro

Ahora continuamos con la Ruta Sumoll adentrándonos en el viñedo de esta misma variedad.  

El calor empieza a hacerse notar en esta parte del recorrido, ya que ahora no contamos con el bosque para protegernos del sol, pero pronto este pasa a un segundo plano al encontrar un «instrumento» con un mensaje que nos va a ayudar a la hora de conseguir la tercera y última botella escondida.

Buscamos una sombra y hacemos la cata del vino, que, al igual que los anteriores, se encuentra a la temperatura perfecta.

Esta última parte del recorrido nos lleva a la bodega. Allí nos espera Sara para enseñárnosla y explicarnos cómo hacen cada uno de sus vinos.

En conclusión, la visita nos dejó muy buen sabor de boca, fue muy original y divertida y la recomendamos al 100 %. Sara fue muy amable y cuidó de todos los detalles.

No he querido desvelar demasiada información acerca de la visita para que podáis descubrirla por vosotros mismos. Por nuestra parte, nos queda pendiente volver para disfrutar de sus otras dos rutas.

Muchas gracias Sara por abrirnos las puertas de tu casa.
¡Hasta pronto!

Queda pendiente volver para disfrutar de sus otras dos rutas

¿Has utilizado Orient-tast? ¿Qué ruta hiciste? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Autores

Marian González

Marian González

Dirección y Gestión

Edgar Ondoño

Edgar Ondoño

CMO de Enoturismo a tu aire y CEO de Proximity Network

Miriam García

Miriam García

Copywriter de Enoturismo a tu aire

Deja un comentario

X