Ruta norte de Almería

Ruta norte de Almería | Enoturismo a tu aire

Ruta norte de Almería

Norte de Almería es una indicación geográfica utilizada para designar los vinos con derecho a la mención tradicional Vino de la Tierra de la comarca vitícola del norte de la provincia de Almería (España), que abarca los términos municipales de Chirivel, María, Vélez-Blanco y Vélez-Rubio.

Respecto a las características organolépticas, los vinos blancos son frescos y ácidos, con una riqueza de aromas que recuerda a frutos como limón, grosella y espárragos; y los rosados frescos y ácidos, de carácter afrutado y gusto armónico. Los tintos tienen mucho cuerpo y un sabor a frambuesa, zarzamora y regaliz, y los tintos envejecidos son ricos en alcohol y acidez moderada, sin producir un déficit de la suavidad en el caso de la elaboración en barricas.

La zona geográfica tiene una extensión de 114.158 has. y está situada íntegramente en la provincia de Almería, situándose en la parte más septentrional de la provincia, limitando al Norte y al Este con la provincia de Murcia y al Oeste con la de Granada.
Las variedades de uva autorizadas que se producen en la zona son:

  • Blancas: Macabeo, Airén, Chardonnay y Sauvignon Blanc.
  • Tintas: Cabernet Sauvignon, Merlot, Monastrell, Tempranillo y Syrah.

Tipos de Vino

  • Blancos: Son de color amarillo pálido. Resultan en su mezcla vinos frescos y ácidos con una riqueza de aromas que recuerda a frutos como limón, grosella y espárrago. En boca son de mucho cuerpo sin molestar el disfrute ligero y joven. Graduación alcohólica volumétrica natural mín. 10 % vol.
  • Rosados: Son de color rosa pálido al rosa fresa, aroma fresco y ácido, de carácter afrutado y gusto armónico. Graduación alcohólica volumétrica natural mín. 11% vol.
  • Tintos: El color es un rojo oscuro muy intenso hasta rubí. En boca ofrece mucho cuerpo y un sabor a frambuesa, zarzamora y regaliz. Son vinos tintos con una riqueza de alcohol, con una acidez moderada y con bastante tanino. Tintos envejecidos: Color rojo oscuro hasta rojo marrón muy intenso, con riqueza de alcohol y acidez moderada, sin producir un déficit de la suavidad en el caso de la elaboración en barricas. Tintos Jóvenes o envejecidos en barrica y botella: Graduación alcohólica volumétrica natural mín. 12% vol.
Ruta del norte de Almería | Enoturismo a tu aire

El viajero que accede al Levante a través del vasto pasillo de Chirivel no puede imaginar toda la diversidad paisajística del parque natural Sierra María-Los Vélez, que eleva sus farallones rocosos a uno de los cielos más limpios de Andalucía.

El norte de la provincia de Almería no es solo cruce de caminos y tránsito entre Andalucía y el Levante, es también encuentro entre dos de los más bellos ámbitos geológicos y paisajísticos de la Comunidad.
En María-Los Vélez encontramos grandes y abruptas moles, tajos casi verticales que llegan a superar los dos mil metros de altura en sierras como María, Las Muelas, El Maimón, El Gabar o Sierra Larga. Formadas por materiales calizos, solo erosionables por el agua que penetra en sus entrañas, esconden en su vientre un gran aljibe natural que da forma a grutas y simas (cueva de La Gitana y sima de los Rincones) y ofrece magníficos manantiales como Los Molinos, en Vélez Blanco.

La altitud condiciona de manera irremediable los ecosistemas presentes en el parque natural. Así, en las cotas bajas y medias nos encontramos bosques de encina con un matorral en el que dominan espartos, tomillos y romeros que han sido colonizados por una magnífica representación de aves esteparias. Pero sin lugar a dudas, son sus bosques de pino carrasco y laricio los que condicionan la visión forestal que hoy ofrece el espacio protegido, dando amparo a un buen número de mamíferos, una amplia variedad de pequeños pájaros y destacadas rapaces, con una notable representación de las nocturnas y anfibios y reptiles, como la tortuga mora en su muestra más septentrional.
Sobre los farallones, donde encuentran cobijo sabinas, piornos y enebros, anidan y sobrevuelan águila real, halcón y una creciente población de buitre leonado. Es en estas cotas donde se dan los endemismos vegetales más interesantes de un espacio natural que cobija hasta 1.200 especies. Es también lugar de magníficas muestras de insectos y mariposas.

Geología, orografía y etnografía aúnan esfuerzos para crear un interesante abanico de actividades. Así, senderismo, bicicleta de montaña o montañismo tienen en la red de senderos señalizados su mejor herramienta. Por su parte, el Cerro El Gabar ofrece un despegue excepcional para los amantes del vuelo libre.

El numeroso arte rupestre, declarado Patrimonio de la Humanidad, forma parte de una oferta cultural interesantísima, pues hasta ocho grupos de abrigos se pueden contabilizar en la zona, con ejemplos tan representativos como la Cueva de los Letreros y Cueva de Ambrosio. Se complementa con un patrimonio monumental singular que, concentrado en Vélez Blanco y Vélez Rubio, tiene buena muestra en el castillo de Los Fajardo, pero también en otros pagos del territorio: Dyonisos, atalayas y un buen número de villas romanas salpican el pasillo de Chirivel. Los ingenios de la Cultura del Agua, con hasta 63 muestras catalogadas, completan una oferta más que sobresaliente: fuentes, lavaderos, aljibes, abrevaderos, balsas y acueductos, cuyo mejor exponente es la red de molinos que desde Vélez Blanco se deja caer a Vélez Rubio.

Los cultivos tradicionales, volcados de manera definitiva hacia tratamientos ecológicos, forman parten hoy de una oferta agroalimentaria nada desdeñable que tiene a los cereales, la almendra, la oveja segureña o los vinos de la tierra como actores básicos de su mesa. Los embutidos y el jamón cierran esta interesante terna gastronómica.

Bodega Palomillo

Bodega Palomillo

Bodega familiar, ubicada en la comarca de los Vélez, paraje de los Gázquez, podemos encontrar 10 hectáreas de viñedo, que apenas cumple los 4 años de edad, y se comporta como un viñedo consolidado y dando una calidad envidiable para su juventud.

Creciendo conforme lo hace el viñedo, destacan por el tesón y la creación de una base de I+D, que les ayuda a crear vinos como los que pueden degustar en sus instalaciones. La microvinificación es uno de los puntos de apoyo más fuertes que llevan a cabo, siempre en continuo aprendizaje.

Degusten el POR VENIR de una familia que no os dejará indiferentes.
Con un diseño atractivo y atrevido, este nuevo vino procedente de Vélez Rubio, llega con el objetivo de romper moldes sobre el vino de la tierra.

La bodega, se presenta con dos magníficos caldos: un joven tempranillo 100% y otro, con 6 meses de barrica 100% tempranillo.

Cuenta Paco Palomillo (dueño de la bodega, junto a su mujer Inés Asensio), que el nombre viene de una hazaña, una batalla librada consigo mismo, un no hacer lo establecido. Y cuando la paciencia te puede, el cansancio te derrota y los problemas te inundan…paras, pones la radio y te sorprende el Papa Francisco, recitando las bodas de Caná: "Cuando creas que tu vino se echa a perder, no te preocupes porque el mejor vino ESTÁ POR VENIR."